20 cuestionables vestuarios de películas que se robaron el show por las razones equivocadas

Algunos vestuarios de películas son fantásticos e instantáneamente se vuelven icónicos. Pero otros son poco prácticos, inapropiados o, en ocasiones, simplemente extraños. ¿Alguna vez has intentado correr con tacones altos o hacer una pose de batalla en Spandex? Estos 20 cuestionables atuendos son algunos de los peores delincuentes en la historia de Hollywood… al menos, hasta ahora

20. Los trajes de baño rojos en Baywatch: Guardianes de la bahía (2017)

Lo único que todos recuerdan sobre el programa de televisión Baywatch: Guardianes de la bahía es lo escandalosamente sexys que se veían todas las chicas en esos trajes de baño rojos… ¡especialmente cuando corrían en cámara lenta! Así que esto se intensificó aún más para la versión cinematográfica. “La esencia de Baywatch es esa vibra sexy”, dijo la estrella Zac Efron al sitio web NZ Herald en 2017. “En esta película, definitivamente lo llevamos al extremo”.

La película incluso obtuvo una calificación R por su contenido picante, lo que dejó a algunos fanáticos del programa original descontentos. Sin embargo, la estrella de Baywatch, Kelly Rohrbach, solo tuvo una queja sobre su famoso traje de baño. “Realmente se sube”, le dijo a GQ en 2017. “[El equipo de filmación] usaba pegamento y lo pegaba a mi trasero para que no causara un calzón chino

 

ADVERTISEMENT

19. Los pantalones ardientes de Margot Robbie como Harley Quinn en Escuadrón Suicida (2016)

Cuando hizo su debut en la pantalla como personaje de Batman: la serie animada, Harley Quinn apareció con un traje de bufón. Pero ese conjunto no se vio por ningún lado en la película de 2016, Escuadrón Suicida. En cambio, la actriz Margot Robbie estaba vestida como un extraño y loco símbolo sexual: pura ropa ajustada y pantalones ardientes.

En 2016, Robbie le dijo a The New York Times: “Como Margot, no, no me gusta usar eso. Estoy comiendo hamburguesas a la hora del almuerzo, y luego vas a hacer una escena en la que te mojan con una manguera y terminas empapada con una camiseta blanca. Se te pega al cuerpo y te cohibes al respecto”. Cabe resaltar que para su segunda aparición como Harley en Aves de presa, ese vestuario había cambiado.

ADVERTISEMENT

18.  El vestido y corsé de Lily James en La Cenicienta (2015)

Cuando se reveló el look de La Cenicienta de Lily James, la gente se centró en una sola cosa: la diminuta cintura de la actriz. Si fuera real, dijeron los usuarios de las redes sociales, no podría ser saludable. Así que, cuando Cenicienta estaba a punto de ser estrenada, James habló sobre el disfraz en el programa E! News. Y, lamentablemente, podría haber empeorado aún más la situación para el departamento de relaciones públicas de la película.

ADVERTISEMENT

Verás, James dijo que había seguido una dieta líquida para que le quedara el vestido. “Si comías comida [con el vestido], realmente no se digería correctamente”, le dijo a E!. Agregó: “Creo que es muy importante estar sano, sentirse seguro y natural”. Pero el proceso entero sonó desagradable y llevó a la gente a preguntarse exactamente qué mensaje estaba enviando Disney.

ADVERTISEMENT

17. La camiseta blanca de Jacqueline Bisset en Abismo (1977)

Todo el mundo recuerda la película de buceo Abismo por una sola cosa: la ceñida camiseta blanca de Jacqueline Bisset. Después de todo, lo que mostraba cuando la actriz salía del agua no era precisamente poco. Según dicen, el director Peter Yates incluso se jactó de que esa camiseta solita lo hizo rico. Pero también convirtió a Bisset en un gran símbolo sexual del cine.

ADVERTISEMENT

Sin embargo, Bisset no estaba feliz de ser solo una chica de calendario. En una entrevista de 1982 con Roger Ebert, dijo: “Me gustaría acercar mi imagen pública a mi realidad”, y lamentó que la gente tuviera “muchos conceptos erróneos”. Muchos años después, en 2018, la estrella le dijo al New York Post que al ver el atuendo en la pantalla pensó que “¡iba a morir!”.

ADVERTISEMENT

16.  El vestido blanco de Sharon Stone en Bajos instintos (1992)

El vestido de Sharon Stone en Bajos Instintos, aunque atractivo y ajustado, es más infame por lo que estaba (o no estaba), debajo de él. Sí, en una de las escenas más notorias de la historia reciente del cine (y de las que más fotogramas congelados se han hecho), Stone descruza las piernas y le da a la audiencia una mirada a lo que hay debajo del vestido. Y lo que hay es: nada.

ADVERTISEMENT

Sin embargo, ha habido controversia sobre esa escena durante mucho tiempo. Según Stone, no supo hasta que vio la película con una audiencia que se había expuesto a sí misma, y al enterarse, abofeteó al director. Sin embargo, el cineasta Paul Verhoeven le dijo a Page Six que esto era “una completa mentira”. En cualquier caso, el traje es tan icónico que en 2012 se exhibió en el Museo V&A de Londres.

ADVERTISEMENT

15.  El traje de Nefretiri de Anne Baxter en Los Diez Mandamientos (1956)

La épica película Los Diez Mandamientos ganó elogios de la crítica en su día, y el vestuario fue parte de la razón. Eran hermosos, especialmente el vestido azul que Anne Baxter usó como la Reina Nefretiri. Pero, lamentablemente, está lejos de ser históricamente exacto. El tono de azul en el vestido simplemente no era uno que pudiera haber sido creado en 1350 a. C.

ADVERTISEMENT

Pero también estaba la cuestión de qué llevaba Baxter debajo del vestido. A pesar de la censura de la época, el contorno de los senos de la actriz se puede apreciar en varias escenas. ¿Fue hecho a propósito o fue un accidente? De cualquier manera, esto garantizó que todavía se hable del vestuario hoy en día.

ADVERTISEMENT

14. Los trajes de Jane Fonda como Barbarella en Barbarella (1968)

Barbarella es un extraño tour-de-force de la moda espacial sexy; casi no hay otra manera de describir la película. En total, hay ocho cambios de vestuario en la película, y los trajes generalmente contienen más plástico que tela. La Barbarella de Jane Fonda también se salía de los atuendos con frecuencia. Los vestuarios son todos increíbles, pero uno en particular es realmente notable.

ADVERTISEMENT

El “traje de discoteca” de Barbarella tiene ventanas para el estómago y uno de los senos. Para preservar su modestia, lleva un bikini de cuero marrón debajo, puesto sobre medias (cualquiera haya sido la razón). Y, para completar el conjunto, también tiene una capa estampada. Aunque no te recomendamos que uses este atuendo en un club nocturno real. Probablemente te echen.

ADVERTISEMENT

13. Los pantalones de cuero de Olivia Newton-John en Vaselina (1978)

Los pantalones de Olivia Newton-John en Vaselina son problemáticos por un par de razones. Primero, está el hecho de que apenas son aptos para su uso. “Los pantalones tienen la cremallera rota y tuvieron que coserlos sobre mí porque se hicieron en los años 50”, dijo Newton-John a Reuters Televisión en 2019. Pero el problema más grande, quizás, es lo que los críticos dicen que representan.

ADVERTISEMENT

Algunos consideran que Vaselina es anti-feminista en su perspectiva. Al final de la película, el argumento va de que Sandy (interpretada por Newton-John) cambió por Danny (interpretado por John Travolta) al transformarse en una chica motorista vestida de cuero y que fuma. Sin embargo, él no ha hecho el mismo esfuerzo por ella. Dicho esto, los pantalones negros crean un look realmente genial.

ADVERTISEMENT

12. . El vestido blanco de Marilyn Monroe en La comezón del séptimo año (1954)

Hay pocas imágenes de películas más icónicas que el vestido blanco de Marilyn Monroe levantado por el aire procedente de la rejilla del metro. Pero el trasfondo detrás del momento en La comezón del séptimo año no es realmente feliz. Verás, mientras se filmaba esa escena, Monroe tuvo que lidiar con miles de fanáticos amontonados a su alrededor con la esperanza de echar un vistazo a su ropa interior.

ADVERTISEMENT

Pero aún peor fue la reacción del esposo de Monroe, Joe DiMaggio, a la escena del vestido levantado. Vio todo lo que estaba sucediendo en el set y se enfureció. Algunos alegan que una vez que Monroe terminó de filmar sobre la rejilla, la atacó físicamente en su habitación de hotel. Una cosa es segura: se divorciaron menos de un mes después.

ADVERTISEMENT

11. El bikini de piel de Raquel Welch en Un millón de años a. C. (1966)

El peludo bikini de Raquel Welch en la película Un millón de años a. C., la convirtió en un símbolo sexual instantáneo. Y esto fue a pesar del hecho de que ella no tenía mucho que hacer en la pantalla, además de… bueno, de verse bonita. En su crítica contemporánea de la película, Variety señaló: “La señorita Welch tiene pocas oportunidades de demostrar su valía como actriz, pero ciertamente está presente en el departamento de apariencia”.

ADVERTISEMENT

Sin embargo, Welch nunca quiso realmente usar el bikini, ni siquiera hacer la película en primer lugar. De hecho, asumió que casi nadie vería la película. Aún así, parece que la estrella no descarta un regreso a las dos piezas. En 2020, le dijo al Sunday Post: “No estoy segura de si volveré a usar [el bikini], pero nunca se sabe. Quizás algún día el guión de Dos millones de años a. C., entre por la puerta“.

ADVERTISEMENT

10. La ropa interior de January Jones como Emma Frost en X-Men: primera generación (2011)

No sería alocado decir que los diseñadores de vestuario detrás de X-Men: primera generación fracasaron al diseñar una versión cinematográfica del vestuario de Emma Frost. En los cómics, el personaje usa atuendos sexys y diminutos todo el tiempo. Sin embargo, lo que le dieron a January Jones fue un montón de lo que era esencialmente lencería blanca, abrigos y capas.

ADVERTISEMENT

Afortunadamente, a Jones le gustó su extravagante atuendo de Emma Frost. En 2011 le dijo a MTV: “Tengo muchos vestuarios muy interesantes en esa película. No hay nada como una capa para hacerte sentir realmente fuerte”. Los críticos de cine, por otro lado, no quedaron impresionados ni por los atuendos en cuestión ni por la actuación de Jones.

ADVERTISEMENT

9.  El atuendo de Gatúbela de Halle Berry en Gatúbela (2004)

Los críticos no solo odiaron la película de 2004, Gatúbela, sino que también parecieron detestar la extraña malla entera con tiras de Halle Berry. Por ejemplo, IGN dijo: “El vestuario por sí solo no puede hacer que una película sea mala, aunque este ciertamente le echó ganas”. Reno News & Review fue aún más lejos, sugiriendo que Berry debería “quemar ese maldito disfraz donde todos lo vean”.

ADVERTISEMENT

 

ADVERTISEMENT

Y aunque Berry no llegó tan lejos, ella también odia esta película tan pésimamente juzgada. En 2005, se presentó en persona para recoger un premio Razzie por su interpretación de “Peor Actriz” en la película y anunció: “En primer lugar, quiero agradecer a Warner Bros. ¡Gracias por ponerme en una fatal, mi*rda de película! ” Miau.

8. Las vendas de Milla Jovovich en El quinto elemento (1997)

El vestuario de El Quinto Elemento fue creado por el director Luc Besson y el diseñador de moda Jean-Paul Gaultier, y fue diseñado específicamente para parecer totalmente fuera de este mundo. Por ejemplo, a Milla Jovovich, que interpretó a Leeloo, le dieron un vestido que parecía hecho completamente con vendas. Y parece que ella también tenía sentimientos encontrados al respecto.

 

ADVERTISEMENT

En una entrevista con Entertainment Weekly en 1997, Jovovich dijo que había encontrado el vestuario “un poco vergonzoso”, y agregó: “En el mundo de la moda, la mayoría de los chicos son homosexuales y tienen la etiqueta de no darse cuenta. Pero los chicos ingleses que trabajaban en el set me estaban silbando y demás”. Ella continuó: “Mi personaje se centra en lo que hay dentro. No se trata realmente de su ropa”.

ADVERTISEMENT

7. El corsé rojo de Jennifer Garner en Elektra (2005)

Elektra vio a Jennifer Garner retomar su papel de superhéroe titular, a pesar de que aparentemente había muerto en la película anterior, Daredevil. Pero aunque los creadores de la secuela prometieron que Elektra tendría un disfraz más parecido al de los cómics esta vez, ese no fue el caso en absoluto.

ADVERTISEMENT

En una entrevista de 2005 con la BBC, Garner habló sobre el atuendo de Elektra y dijo: “Sabía que los fanáticos de los cómics no estaban contentos con que ella vistiera de negro en Daredevil. Entonces, era importante para ella vestir de rojo”. Sin embargo, los involucrados en la confección del atuendo deberían haberse centrado menos en el color y más en que no pareciera ropa interior barata.

ADVERTISEMENT

6.  El bikini dorado de Carrie Fisher en Star Wars: El retorno del Jedi (1983)

Toda la franquicia de Star Wars está repleta de vestuarios increíbles, pero quizás ninguno sea más famoso que el bikini dorado que lleva la princesa Leia, interpretada por Carrie Fisher, en El regreso del Jedi. Fisher admitió cierta inquietud por el atuendo, sin embargo, y dijo en un episodio de Fresh Air del 2016 que cuando George Lucas le mostró el artículo, “[ella] pensó que estaba bromeando y [la] puso muy nerviosa”.

ADVERTISEMENT

Aún así, hubo un lado positivo. Fisher continuó: “Lo que redime [esa escena] es que puedo matar [a Jabba the Hutt], lo cual fue muy placentero. Le serruché el cuello con esa cadena con la que lo maté. Realmente disfruté eso, porque odiaba usar ese atuendo y sentarme allí rígida, y estaba ansiosa por matarlo”.

ADVERTISEMENT

5. El látex púrpura de Olivia Munn en X-Men: Apocalipsis (2016)

Olivia Munn había sido una gran admiradora de su personaje de X-Men, Psylocke, antes de ser elegida para la franquicia cinematográfica. Y la actriz intentó hacer del superhéroe algo más que un disfraz. En 2016 le explicó a Collider: “Solo porque [Psylocke’s] se viste así, no es esta clase de chica, promiscua y putilla”.

ADVERTISEMENT

Sin embargo, antes de ponerse el atuendo, Munn tenía que frotarse lubricante por todo el cuerpo; y aún así, rompió el látex. Después, una vez que se estrenó la película, el look fue destrozado por los críticos, a pesar de que se adhirió más o menos a los cómics. En una película que contenía algunas escenas bastante serias, el conjunto fue juzgado como tonto y demasiado sexy.

ADVERTISEMENT

4. El Batitraje de George Clooney en Batman y Robin (1997)

Todo sobre Batman y Robin fue una catástrofe divertidísima. Pero si el guión y las escenas de comedia eran malos, se podría decir que el Batitraje fue incluso peor. Para empezar, George Clooney no podía quitárselo fácilmente y, por lo tanto, tenía que orinar en él. Además, incluía algo que no se suele ver en los trajes de superhéroe: pezones.

ADVERTISEMENT

Y años después, todavía se burlan de los Batipezones. Sin embargo, el director Joel Schumacher se ha mantenido firme en su decisión. Para el documental de 2005 Shadows of the Bat: The Cinematic Saga of the Dark Knight, dijo: “Los cuerpos de los trajes… la inspiración para ellos son las estatuas griegas que tienen cuerpos perfectos. Nunca se me ocurrió no poner pezones en los trajes de los hombres porque no sabía que el pezón masculino era una parte del cuerpo controvertida”.

ADVERTISEMENT

3.  La armadura guerrera amazona en la Liga de la Justicia (2017)

La armadura de las amazonas en La Mujer Maravilla fue refrescante, ya que parecía la clase de atuendo con la que una persona de verdad podría luchar. Sin embargo, cuando se publicaron las imágenes de las Amazonas en la Liga de la Justicia, los fanáticos pueden haber estado consternados al darse cuenta de que sus atuendos eran mucho más reveladores en comparación.

ADVERTISEMENT

Algunos incluso consideraron sexista el cambio de armadura. Y Jessica Chastain pareció estar de acuerdo, retuiteando las imágenes y escribiendo: “Oigan, hombres, ¿qué se pondrían para pelear? Sugerencia: no expongan sus órganos vitales. Echo de menos a Patty Jenkins [la directora de La Mujer Maravilla] “. Sin embargo, las actrices que interpretaron a las amazonas revelaron que no les importaba el nuevo vestuario.

ADVERTISEMENT

2. El escaso disfraz de Karen Gillan en Jumanji: En la selva (2017)

Cuando aparecieron las primeras imágenes de la secuela de Jumanji en 2016, algunos no quedaron particularmente deslumbrados. Mientras que todas las estrellas masculinas, Dwayne Johnson, Kevin Hart y Jack Black, fueron vistas con ropa sensata en las fotos, Karen Gillan lucía un atuendo que parecía, en el mejor de los casos, demasiado pequeño para ella. Sin embargo, Gillan notó lo que estaba pasando y prometió que valdría la pena.

ADVERTISEMENT

Como quizá ya sepas, resultó que los personajes que se ven en las imágenes eran los avatares del videojuego que los personajes principales de la película asumen. En 2017, Gillan le dijo al Evening Standard: “Parece absurdo que la mujer esté vestida así cuando los hombres están cubiertos, pero ese es exactamente el tropo que queríamos destacar de los videojuegos de la década de 1990. Tiene la intención de ser como Lara Croft. Esa es la referencia: esta ridícula fantasía masculina”.

ADVERTISEMENT

1. El disfraz de Sean Connery en Zardoz (1974)

Habiendo colgado definitivamente el elegante esmoquin de James Bond, Sean Connery decidió probar algo diferente… muy diferente. Específicamente, asumió el papel de Zed en la extraña película de ciencia ficción Zardoz, y el vestuario de Zed era poco más que un material rojo brillante para cubrir su modestia y botas que le llegaban hasta los muslos.

ADVERTISEMENT

Sorprendentemente, a Connery aparentemente no le importó el atuendo. Cuando Vulture le preguntó al director John Boorman sobre el conjunto en 2014, dijo que simplemente le había dicho al actor, famoso por su mal carácter, lo siguiente: “Esto es lo que tienes. Esto es lo que te vas a poner”. Y, supuestamente, tampoco hubo “nunca ninguna discusión” al respecto.

ADVERTISEMENT
ADVERTISEMENT
ADVERTISEMENT